Traducción Voluntaria

¿Y ahora qué?

Seguramente esa sea la pregunta que todos nos hacemos cuando salimos de la burbuja universitaria. En la mayoría de currículos es necesario tener, como mínimo, un año de experiencia. ¿Pero cómo ganamos experiencia si no nos contratan? He ahí la cuestión.

Pues bien, una manera muy sencilla es la traducción voluntaria. Para los que no sepan de qué se trata, vendría a ser ofrecer tu trabajo y tiempo sin ánimo de lucro a organizaciones que lo necesiten. Sin embargo, hay gente que no está de acuerdo con la traducción voluntaria. Si tú no sabes de qué lado estar, a continuación puedes comenzar a formar una opinión al respecto.

 

traducción voluntaria

 

¿Qué ventajas tiene la traducción voluntaria?

  • Como ya he mencionado anteriormente, es una muy buena manera de adquirir experiencia (que buena falta nos hace para conseguir empleo). Si nosotros necesitamos experiencia y nos la ofrecen a cambio de realizar nuestro trabajo de forma voluntaria, ¿por qué no?
  • Si, por ejemplo, decides colaborar con un ONG, tienes la ventaja de que puedes elegir el idioma en el que quieres trabajar. La temática puede variar, eso depende de la organización, pero cuando decides colaborar con una sueles saber qué temas tratan.
  • Hay muchas organizaciones que piden traductores voluntarios y, a pesar de que tu trabajo en una organización de este tipo no sea remunerado, a cambio te mencionan como traductor. No te pagan, pero te dan publicidad. Nada mal, ¿verdad?
  • Los plazos de las traducciones voluntarias son mucho más flexibles que los que pueda tener un traductor autónomo, por ejemplo. Normalmente, se suelen exigir traducciones con mucha urgencia, pero esto no te va a ocurrir nunca con una traducción voluntaria. Vas a tener un periodo de tiempo más que razonable para entregarla sin nadie detrás de ti metiéndote prisa.

¿Cuáles son sus desventajas?

  • En el mundo de la traducción, como en cualquier otro, a veces hay cosas malas. Por ejemplo, hay que tener cuidado a la hora de elegir con qué empresa/asociación/organización vas a colaborar. Debido al poco valor que se le da al trabajo del traductor en muchas ocasiones, hay entidades que se aprovechan de esto.
  • Algunas organizaciones con cierto reconocimiento han decidido que ellas también quieren “participar” en esto de la traducción voluntaria para que así, quien quiera, pueda colaborar en la construcción y expansión de la empresa. Pero hay que andarse con ojo, ya que muchas son empresas que pueden permitirse contratar a traductores profesionales, pero se sirven de esto para ahorrarse dinero.
  • Aunque parezca una tontería, debes conocerte a ti mismo. Por mucho que para algunas personas suponga una experiencia enriquecedora, puede que para ti no sea la opción más indicada por tu forma de ser o por circunstancias personales.

Como ves, hay tantas opiniones como colores. Lo importante es que tomes la decisión que tomes, siempre sea desde un punto de vista ético.

 

traducción voluntaria

 

En resumen, hay que lograr que con quien decidas colaborar, ambos salgáis ganando. Tú, como traductor, obtendrás experiencia mientras que la entidad obtendrá una traducción que necesitaba a cambio. Ante todo hay que evitar las organizaciones que se lucran de tu trabajo para acceder a mercados internacionales muy importantes y aumentar sus ganancias.

¡Por cierto! Si te interesa, hay muchas asociaciones que buscan traductores voluntarios: El programa de voluntarios de la ONU, The Rosetta Foundation, PerMondo, TED, Global Voices… En cualquier caso, te aconsejamos que investigues por tu cuenta hasta que des con la organización con la que deseas colaborar.

 

Aída Luna

Si te ha gustado el contenido, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
11Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on Google+
Google+
0

Deja un comentario