Famosos que hablan español: ¿mito o realidad?

Es muy probable que todos hayamos escuchado en algún momento que existen famosos que hablan español perfecto. Parece hasta una leyenda, un hecho inimaginable que nos genera un gran respeto hacia aquellos que dicen dominar nuestro idioma. Si hablan español, nos caen bien, como si ello les hubiera supuesto un esfuerzo inhumano (casi hasta innecesario). Parece que se nos olvida que nosotros también aprendemos idiomas. Como buenos españoles, nos gusta criticamos a nosotros mismos por hablar un inglés macarrónico y hacer el ridículo cuando nos vamos de viaje. No obstante, creemos que es necesario matizar este tema, y eso mismo intentaremos a continuación.

hablan españolEn primer lugar, no se debe prestar demasiada atención a los artículos con el título «X número de famosos de Hollywood que hablan perfecto el español», o similar. En la mayoría de los casos, vuestro padre chapurreando inglés mientras completa sus ejercicios de Duolingo en pijama les ganaría en un examen de lengua extranjera. Tras haber dejado esto claro, sí que es cierto que existen famosos de Hollywood que hablan español bastante bien. Excluiremos en esta lista a los que provienen de padres hispanohablantes como Zoe Saldana, Eva Mendes, Jennifer López (así cualquiera…). Tampoco tomaremos en cuenta los que realizan anuncios en español (Selena Gómez) o cantan en nuestra lengua (existe un vídeo de Khloe Kardashian cantando el villancico Pero mira como beben los peces en el río, no recomendamos verlo si queréis conservar vuestra salud mental), eso en todo caso sería un esfuerzo de memoria. Tras realizar esta criba, son pocos los que consiguen entrar en nuestra lista. Esta es nuestra corta selección:

 

FREDDIE HIGHMORE

hablan españolProbablemente a muchas personas su nombre no les suene, pero si os decimos que fue Charlie en La fábrica de Chocolate o el hijo de Johnny Deep en Descubriendo Nunca Jamás quizás os suene más (o no). En cualquier caso, el protagonista de The Good Doctor (se nos había olvidado mencionarlo) ha conseguido escapar el estereotipo de guiri y nos sorprende con un español exquisito (incluso mejor que el de muchos españoles). Lo mejor es que Freddie solo ha pasado un año en España, concretamente en Madrid. Comenzó a estudiar español a los 13 años en Londres y luego prosiguió su aprendizaje de idiomas en Cambridge. Nosotros probablemente empezamos a estudiar inglés a una edad más temprana y es probable que jamás alcancemos su nivel.

Hemos tomado como referencia una entrevista que realizó en Ciudad de México en 2014 en la que nos deleita con 20 minutos de monólogo en español. De hecho, sospechamos que hasta se siente un poco español, ya que, en un momento de la entrevista, hablando del personaje de su serie Bates Motel (que conste que no nos pagan por hacerle publicidad), pronuncia «es… majo, como diríamos en España». Nos gusta esa primera persona del plural. Nos gustas, Freddie.

Tras analizar dicha entrevista, le otorgamos las siguientes calificaciones:

Vocabulario: Freddie tiene un vocabulario impecable. Nos encantan sus expresiones, entre las que se encuentran: «Siempre de una manera sugestiva, en vez de conclusiva». Sin palabras. Tenemos otra: «La importancia yace más en lo que no se dice». Solo encontramos una excepción, ya que en un momento quiere decir «de lo que es capaz» y dice «de lo que está capable» Se lo perdonamos y le damos un 9.

Pronunciación: El español de España de Freddie es maravilloso. Su acento es de la península neutro, sin ningún deje madrileño o de ningún otro lado. Por sacarle un defecto, las erres le suenan extrañas de vez en cuando (muy comprensible), pero no la doble r, y alguna ese también le baila, pero solo en apenas dos ocasiones en 20 minutos. Incluso cuando pronuncia Charlie y la fábrica de chocolate, su Charlie suena español. Admirable. Le damos un 9,5.

Sintaxis: Freddie construye frases perfectas desde el punto de vista sintáctico. Sus frases son largas, con muchas subordinadas de por medio, pero en ningún momento comete ningún error de anacoluto o cambio de persona en el verbo, todo lo que dice tiene sentido y uno sigue su discurso con mucha facilidad. Le damos un merecido 9.

Fluidez: Freddie habla a un ritmo sorprendente para no ser nativo. Probablemente un español hablaría más rápido (lo que no quiere decir que sea mejor), pero el ritmo de Freddie es bastante fluido, se nota que lo tiene fresco y lo practicó mucho por las calles de Madrid. En ningún momento se para para pensar lo que va a decir, las palabras le fluyen con una naturalidad impresionante. Le damos un 9.

 

Gwyneth Paltrow

Gwyneth podrá decir muchas cosas que no son muy demostrables, pero no le podemos negar que sepa español. Lo aprendió a los 15 años en un intercambio en Talavera de la Reina (¿No os parece esto bastante aleatorio, incluso divertido?) y a pesar de que han pasado ya más de 30 primaveras desde aquello (está estupenda) Gwyneth no ha enterrado sus conocimientos de nuestra lengua. Hemos escuchado una entrevista que realizó para un canal mexicano en 2015, y estas son nuestras conclusiones:

 

Vocabulario: Gwyneth utiliza un vocabulario más simple, su registro es medio. También recurre a algún anglicismo para salir del paso («queremos hacer un edit»,) y se inventa otras («bórdenes», suponemos que querría decir «fronteras»). No obstante, le reconocemos que diga «vaqueros» y no «jeans», como los denomina el presentador. En otro momento, suelta la palabra «compadres» y el presentador se sorprende y se ríe; a nosotros también nos resulta curioso, pero viene muy bien para la ocasión. Le damos un 7.

Pronunciación: Gwyneth tiene un poquito más de acento que Freddie, se nota que hablaría perfecto en su momento, pero ahora mismo su español está un poco oxidado por la falta de uso. Nos gustaría destacar que pronuncia muy bien las eses, las ces y las zetas, como un mismísimo español. La pronunciación es su punto más fuerte y le damos un 8,5.

Sintaxis: El punto en el que Gwyneth cojea más es este. Su sintaxis es mucho más calcada del inglés que la de Freddie. Se come las preposiciones y artículos: «Me gusta moda», no acierta con los tiempos verbales: «mi padre no está viviendo», en vez de «mi padre no está vivo» (suponemos), y calca estructuras :«Tenemos un e-commerce negocio». Más ejemplos: «Yo siempre me gusta mucho cuando las mujeres se sienten el poder», «El mundo de Hollywood todavía no respetan mujeres en el mismo manera que respeten a los hombres». Le damos un 6,5 en sintaxis.

Fluidez: El ritmo de Gwyneth es bueno en general, pero a veces se para porque le cuesta encontrar la palabra o cómo expresar lo que quiere decir. Creemos que piensa lo que va a decir en inglés primero y luego lo traduce mentalmente en vez de producir el discurso directamente en español, y eso repercute en su fluidez. Le damos un 7.

 

hablan español

 

Sinceramente, el resto de actores de Hollywood a los que se les atribuye el don de dominar nuestro idioma y que hablan español con fluidez no merecen una calificación (todos suspenderían). Lo más probable es que dieran un año de español en el colegio y tienen la suerte de acordarse de alguna cosa. En esta categoría encontramos a Tom Hiddleston (nadie le quita que sea buen actor, pero tiene un nivel de español equivalente a un británico residente en Mallorca), a Vin Diesel (que para estar casado con una mexicana parece que se le ha pegado poco), a Will Smith (todo el mundo le ama, pero no exageremos porque le echa más cuento al hablar que Martes y Trece), a Ben Affleck (sospechamos que se toma alguna copa de más para mejorar su español) y a algunos más a los que ignoraremos en este artículo. En conclusión, no nos engañemos y atribuyamos a los famosos cualidades que no poseen (y nosotros sí, no nos subestimemos). Ni unos tanto ni otros tan poco.

 

Sara García

Si te ha gustado el contenido, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
31Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Share on Google+
Google+
0

Deja un comentario